lunes, 5 de diciembre de 2016

Me senté en aquella ventana que me llamaba hace un par de horas para tomar un receso de mi cotidianidad.
Saqué una cajetilla que contaba con 3 cigarros y encendí uno, inhalé y miré el cielo carente de estrellas, fatal consecuencia de vivir en una casa al centro de la ciudad.

martes, 20 de septiembre de 2016

El sonido que hacía al pisar las hojas secas del suelo me hacía sentir cierto placer y traer al presente algunos asuntos del pasado. Seguí caminando y yo creía que iba sin rumbo, hasta percatarme que un buen viajero nunca lleva destino en los zapatos

miércoles, 7 de septiembre de 2016

deshacer

Y me deshice de la estúpida construcción cultural que le imponen a nuestro cuerpo. Parada, perpleja, a 20 cm de su cuerpo, con la mirada fija y perdida, pensando en dar el primer paso. Junto con la vergüenza me deshice de la toalla que tapaba mi cuerpo, y que ahora yacía en el suelo arrugada entre mis pies. No apartaba su mirada de mí, de mi cuerpo, de mi cabello, de mis ojos, podía sentir la caricia de su mirada. Finalmente me deshice de la duda y mi mirada perdida se transformó en una mirada profunda y llena de deseo y me abalancé sobre él. Me vio de ambas formas, me vio desmaquillada llorando y me vio despeinada sobre él <me vio fallar y follar, y no sé como le gusté más, si cuando me vio proclamándome diosa, o cuando me vio confesándome humana>.

martes, 6 de septiembre de 2016

Lo miré a distancia, yacía su cuerpo en la cama, tendido y rendido. Comencé a acercarme de forma sigilosa, desordené un poco mi cabello y bostecé. Me tendí a su lado y acaricié su boca. Desabroché el primer botón de mi camisa e incité que el siguiera con el resto, acarició mis senos, frágiles y ajenos a la tostadura del resto de mi piel por aquel caluroso dicienbre. Se avalanzó sobre mí y recorrió mis lunares, cerré los ojos.
Lo miré, lo miré y me congelé. Mente bajo 36 grados celsius. Yo estaba fría y su alma estaba ardiendo. Sus labios se movían, mas no decían nada. Sollozó. Lo miré y volví a agachar la vista.
Me tomó la cabeza con su mano, inclinó mi mentón con su dedo índice, buscaba esquivar su mirada, pero fallaba. Me sujeto la cara con ambas manos, nos miramos un par de segundos. Inmóviles mirandonos los ojos, se me desviaron hacia sus labios, y noté su mirada en los míos. Cerré los ojos y sentí una suave caricia en la boca, intenté esquivarla. Pega sus labios junto a los míos y bajo un acto de inercia le respondí. 3 minutos pasaron, apartamos nuestras bocas y me dice "Te amo". Le respondo "Estás confundido"

lunes, 11 de julio de 2016

a fake word.

He build a world
based on lies
he told me that i'm the queen
with a braight dress
i believe in this words
that was my mistake

I grew up in the bloody utopia
I clung to promises
I dressed illusions
And the reality naked me

A fake kiss, a fake hug
made me fly into a false sky
which collapsed on me
And i was unarmored

I believed in every single word
I swallowed every act of cowardice
and I endured

I grew up in the bloody utopia
I clung to promises
I dressed illusions
And the reality naked me

Every word hurted me like a stab
but i liked the edge of the knife

domingo, 10 de julio de 2016

mentira sin calma
se me desvanece el alma
intento reparar
todo el mal causar
suspiro, y pienso

Mente cristalizada
helada, hipnotizada
bailando al son de la cruzada
compás hiriente
que me sigue como un ente
tramando algo específico
el mundo se vuelve terrorífico

martes, 19 de abril de 2016

mente retorcida

y no, aunque quiera no puedo.
No puedo olvidar, no puedo deshacerme de estos pensamientos masoquistas que llegan a azotar mi cabeza a horas de madrugada, o de día, o de noche, o de tarde. Porque lo peor es que éstos no sólo llegan a la hora de la tristeza, a la luz de la luna en medianoche, sino que llegan en los momentos más inesperados, en tiempos de felicidad se refugian como sombras negras que lentamente se meten por los poros, inundan todo mi ser y me veo convertida en un alma oscura.
Quisiera tener ánimos, quisiera poder dejar de llorar, quisiera poder olvidarme de todo y que perdonar fuese fácil, Quisiera tener una mente frágil en vez de una mente re torcidamente masoquista, una mente que se encarga de recalcarme  momentos de angustia, una mente que no solo no olvida, sino que se encarga de hacértelo recordar a cada instante.
Cada lágrima que cae tiene un sabor a amargura, un sabor a lástima, un sabor a unos cuantos recuerdos

jueves, 28 de enero de 2016

constelación

Lo ví llegar, ligero como el viento, humo en sus pupilas, sus pies convertidos en siluetas indivisibles deformadas por efecto de la velocidad, del movimiento. Parecía irreal, una constelación de suspiros interrumpió la tranquilidad de aquel momento. Agitación, perversión, parecía no acabar. Constelación de lunares apilados en su espalda bañados por el sudor y la timidez. Cada palabra alejaba aún más el volumen de éste episodio. Constelación en sus ojos.

-effieinhumana